GOBIERNO DIGITAL Y TECNOPOLÍTICA

2020-04-29

C O N V O C A T O R I A

 GOBIERNO DIGITAL Y TECNOPOLÍTICA

En la última década, el uso de Internet y de las Redes Sociodigitales se volvió una necesidad de primer orden para el gobierno y por supuesto para los ciudadanos, la gran mayoría de países en el mundo se percataron que Internet permitía mejorar los procesos burocráticos y con ello facilitar la convivencia entre la ciudadanía y el gobierno. Con ello, Internet sería considerado en gran parte del mundo como un derecho fundamental para los ciudadanos, porque precisamente este medio de comunicación garantizaba derechos fundamentales como: el derecho a la información, la libertad de expresión y la transparencia. Y bajo esta lógica se comenzó a vincular directamente el uso de la tecnología con la calidad de la democracia.

Sin embargo, al ir creciendo el número de usuarios de Internet se comenzaron a gestar los denominados “movimientos en red” o de “ciberactivismo”, los cuales tenían como principal característica que su organización se daba a partir del uso de las redes sociodigitales e internet (y éstos servían como ese espacio idóneo para agrupar ideas, construir afinidades e identidades alrededor de los objetivos que perseguía el movimiento). Los movimientos de ciberactivismo, a la larga han comenzado a demostrar que el llamado “cerco” o control informativo impuesto desde los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión) se diluye frente a las nuevas agendas comunicativas que se construyen desde internet y las redes sociodigitales.

Los procesos electorales y la comunicación de gobierno también recurrieron al uso de internet y a las redes sociales, al grado que muchos candidatos a la presidencia de varios países del mundo lograron sus respectivos triunfos a partir del diseño de una estrategia basada en el empleo de redes sociodigitales e Internet, los especialistas en comunicación política comenzarían a generar un área de investigación denominado como Tecnopolítica.

Al momento de redactar la presente convocatoria se está desarrollando en el mundo una coyuntura provocada por la propagación del virus COVID19, el cual ha propiciado la declaratoria por parte de la Organización Mundial de Salud (OMS) de una pandemia mundial, bajo esas indicaciones una gran cantidad de países determinaron medidas de cuarentena para frenar el número de infectados. Bajo ese contexto internet y las redes sociodigitales están jugando un papel fundamental en tres vertientes. 1) Informar en tiempo real la propagación y medidas para frenar al COVID19, 2) Laborales y educativas, al dictarse la cuarentena en varias naciones, Internet ha jugado importante para lograr actividades labores y de corte educativas. Y 3) Entretenimiento y agente socializante, al ofrecer una gran cantidad de contenidos a los usuarios, pero también como el vehículo para poder contactar a las personas con sus familias, amigos, y conocidos. Sin embargo, pese a varias cosas positivas, encontramos que internet y las redes sociodigitales han servido para la propagación de información falsa (Fake News), las cuales han propiciado pánico, y con ello acrecentado el ambiente de polarización.

El presente número de la Revista Vitam estará dedicado en lo general a todas aquellas investigaciones que se generen sobre los gobiernos digitales, la tecnopolítica, los movimientos en red (ciberactvismo), y sobre el papel de internet y las redes sociodigitales, y en lo particular al análisis de los comportamientos gubernamentales, mediáticos y civiles durante la coyuntura de la pandemia del COVID19. Por ello se abre la presente convocatoria para que todos aquellos investigadores y especialistas envíen los resultados de sus estudios o reflexiones sobre la comunicación política digital.

Directrices editoriales para artículos de investigación

  1. La extensión mínima será de 8,000 palabras (sin contar listado bibliográfico) y máxima de 15,000.
  2. Las colaboraciones deberán ser entregadas en formatos editables en procesadores de texto convencionales (se recomienda el uso de Microsoft Word, versión 2007 en adelante).
  3. Se requiere la fuente universal Times New Roman a doce puntos, con interlineado simple (1.0) y en formato de párrafo justificado.
  4. Los textos deben exhibir un estilo estrictamente académico, sin vicios ortográficos o de redacción, y evitar las locuciones coloquiales o el abuso de adjetivos y metáforas.
  5. El artículo de investigación deberá cumplir con la siguiente disposición de elementos:
    1. Título académico, corto y puntual, con la opción de un subtítulo de estilo libre (y su versión en inglés).
    2. Resumen del artículo (de 100 palabras promedio) y su versión en inglés (abstract).
    3. Cinco palabras clave para indexar el contenido (en español e inglés), que aparecerán en el encabezado del artículo, más las palabras que sean necesarias para generar metadatos de indexación de contenido.
    4. Texto.
    5. Referencias.
  6. El artículo de investigación debe presentar la siguiente estructura:
    1. Introducción en la que se deben presentar de manera explícita:
      1. Problema contextualizado académicamente.
      2. Objetivo de la investigación.
    2. Desarrollo argumental que muestre un uso adecuado de marcadores ilativos y se organice mediante un número equilibrado de secciones y apartados.
    3. Conclusión en la que se dé respuesta explícita al problema y objetivos planteados.
  7. Se solicita que los textos sean presentados en el estilo APA (última edición) para la organización del aparato crítico y bibliográfico.
  8. Todos los artículos deberán mostrar un uso adecuado de los métodos de investigación implicados y de las fuentes de información (documentales o de campo), así como ser pertinentes para su consulta en ámbitos universitarios.
  9. Los textos deberán exhibir investigaciones académicas inéditas, no ser traducciones de éstos publicados en otro idioma y no estar sometidos simultáneamente a procesos de publicación en otras revistas.
  10. En caso de que el artículo presente autocitaciones, las mismas deberán ser notificadas para su evaluación.
  11. En caso de existir, el autor que funja como contacto principal en el envío deberá notificar los posibles conflictos de intereses, como la citación de material publicado por familiares y allegados institucionales.
  12. El autor deberá redactar sus textos con no más de tres coautores, es decir, solo se permitirá cuatro personas en la autoría del contenido en la siguiente estructura: un autor y tres coautores.
  13. Se deberá entregar en un documento distinto los siguientes datos:
    1. Nombre completo del autor (no seudónimos).
    2. Grado académico.
    3. Adscripción institucional.
    4. Correo institucional.
    5. Semblanza académica en un párrafo.

Directrices editoriales para ensayos y reseñas

  • Los ensayos no requieren la estructura ni la disposición de elementos de los artículos de investigación, pero sí el mismo formato de letra, interlineado y aparato de referencias, además de contar con un breve resumen de 100 palabras promedio y no rebasar las 15 mil palabras.
  • Las reseñas deben contar con todos los datos editoriales de la publicación reseñada y contar con una extensión de 1,500 palabras promedio

El Comité Editorial declara lo siguiente:

  • Todos los textos recibidos serán sometidos a revisión por pares, modalidad de dictamen de doble ciego, de cuyas indicaciones se servirá el Comité Editorial para publicar, solicitar correcciones o abstenerse de la publicación de los textos correspondientes.
  • En caso de ser aprobados los textos para su publicación, los autores deberán entregar la cesión de derechos correspondiente que garantiza la propiedad moral de los mismos por parte de los autores y su difusión por parte de Vitam. Revista de Investigación en Humanidades.

Más información a través de los emails: asistentevitam@universidadsalesiana.edu.mx y revistavitam@universidadsalesiana.edu.mx

Fecha límite de recepción de materiales: 15 de julio de 2020

Atentamente
Luis Ángel Hurtado Razo
Coordinador del número

Portal: http://www.revistavitam.mx