Vitam. Revista de Investigación en Humanidades. Número 1, Año 4.

Presentación

A lo largo del 2015 los medios de comunicación internacionales desplegaron noticias sobre la crisis humanitaria en Siria, sobre la angustia de sus habitantes tras la ocupación del Estado Islámico y los ataques de Rusia, Inglaterra y Estados Unidos contra la agrupación fundamentalista. Como consecuencia de la guerra, oleadas de hombres, mujeres y niños huyeron de su país buscando refugio en Europa y América. Pese a la buena voluntad de la mayoría de la población de los países receptores como Alemania y Austria, algunos sectores conservadores manifestaron su inconformidad, particularmente por los ataques terroristas ocurridos por agrupaciones extremistas islámicas en algunos países europeos, por la práctica del islamismo por parte de los refugiados, por la designación de fondos públicos en la asistencia de dichos sectores y por representar una “amenaza” a las costumbres y valores nacionales de los países de recepción (Gender, 2015; Harris y Jezko, 2015; Pro- and anti-migrant protesters…, 2018). La llegada de las nuevas poblaciones obligó a los distintos gobiernos a establecer instituciones enfocadas en atender las necesidades de los recién llegados y a estos últimos a adaptar sus propias costumbres al país de recepción.

Si bien, el ejemplo anterior ilustra el caso de un país en particular, inmigrantes de otras regiones y otros tiempos han tenido que buscar formas de sobrevivencia acordes a la posibilidad o deseo de integrarse o no a su nuevo destino, a su intención de permanecer o regresar a su país de origen. Para ello han sido fundamentales las políticas gubernamentales en materia de migración, la conformación social del estado-nación de llegada, las condiciones físicas de la región de asentamiento y la respuesta de la sociedad receptora con respecto a los inmigrantes. Interesados en el éxito o fracaso de las distintas políticas de integración, de los cambios o permanencias de actitudes frente a la movilidad poblacional, de la adaptación, calidad de vida de los recién llegados y de la conformación de identidad de los hijos de migrantes, en el  presente número recopilamos investigaciones y ensayos sobre la migración, en especial la de migrantes jóvenes, tema que es de gran importancia por representar el motor de transformación de las comunidades, de actualización pero, a la vez, de preservación de las tradiciones de acuerdo a sus orígenes étnicos y religiosos.

Los artículos que presentamos a continuación rescatan el estudio de tres diferentes casos que destacan el impacto de las políticas gubernamentales en el proceso de integración (asimilación, negociación o segregación) de los migrantes en las comunidades de llegada. Gloria Lisbeth Graterol Acevedo en “¿Qué cuentan los jóvenes latinos? Historias de vida en Arizona, Estados Unidos, un país ajeno” aborda un tema coyuntural dentro de las comunidades latinas estadunidenses durante los gobiernos de Barack Obama y Donald Trump: el papel de los jóvenes migrantes o hijos de migrantes indocumentados y sus oportunidades educativas por medio del “Plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA). Oscar Gabriel Mora López en “La migración como parte de la identidad canadiense” expone el funcionamiento de las políticas migratorias en Canadá; en cómo el impacto de los discursos sobre la composición multiétnica que dieron origen al país norteamericano (y que forman parte de su identidad) han tenido efecto en la aplicación de políticas sociales respetuosas de los usos y costumbres de las comunidades que conforman dicha nación. Por su parte y enfocado en el análisis de un caso regional mexicano, Luis Fernando García Álvarez en “Juventud mixteca, condiciones sociales y programas de atención pública en el Área Metropolitana de Monterrey” expone las acciones gubernamentales por parte del gobierno regiomontano con respecto a las comunidades de origen mixteco asentadas en su territorio, el proceso de adaptación de los jóvenes nacidos en dicha entidad federativa con respecto a su cultura de origen; la conformación de su identidad como jóvenes mixtecos nuevoleoneses y las reacciones de la sociedad con respecto a la integración  de dicho grupo étnico en la sociedad norteña.

Ivonne Meza Huacuja 

Coordinadora del número

Publicado: 2018-04-30

Número completo