Capacitación de actividades de la vida diaria para adultos mayores con deterioro cognitivo

Se considera que existen tres sistemas que se relacionan en sí para dar como respuesta la conducta humana:
1- Sistema emocional (mediante las emociones y sentimientos es motivada tanto la cognición como la conducta).
2- Sistema cognitivo (es adquisición y procesamiento de información mediante los dominios ejecutivos) lo que va a permitir que el individuo conozca, asimile e interprete su realidad.
3- Sistema de las funciones ejecutivas (es aquellas que van a organizar, crear estrategias, panificar la conducta para dar respuesta).

Introducción

Los problemas de memoria es uno de los síntomas con mayor prevalencia en cuanto al envejecimiento, por ello, es necesario que ante dicha situación que es irreversible para el ser humano, se emplee un programa de actividades de la vida diaria para adultos mayores con el objetivo de enlentecer el proceso de deterioro.  

Planteamiento del problema

Cuando los pacientes son diagnosticados con deterioro cognitivo, generalmente se les proporciona un tratamiento farmacológico, cabe señalar que estos medicamentos no curan la enfermedad, sino que disminuyen los síntomas y retardan el deterioro.  Pero, pocas veces se les brinda una terapia no farmacológica, es decir, un taller psicoeducativo tanto para los pacientes como para los familiares o cuidadores que les permita el bienestar personal, con ello, se va a evitar que los pacientes permanezcan aislados de la familia y sociedad en general. 

Pregunta de investigación

¿Qué beneficios en las funciones ejecutivas tienen los adultos mayores cuando toman una terapia no farmacológica?  

Objetivo

Brindar 12 sesiones de terapia no farmacológica a adultos en proceso de envejecimientos diagnosticados con deterioro cognitivo. La finalidad de trabajar con los dominios afectados de acuerdo a cada paciente para mejorar sus funciones ejecutivas. 

 Hipótesis

Mediante el programa que va a recibir el paciente durante de 12 secciones de terapia no farmacológica se retardaría el deterioro cognitivo del adulto mayor. 

La intervención es mediante el sistema cognitivo, ya que, depende mayormente del buen funcionamiento de la atención y memoria que son los dominios básicos para recibir y procesar la información. 

El proceso de la capacitación es vital para obtener resultados fijos. La parte primordial, es informar al familiar, de la importancia de estas tareas, debido a que, gran parte de la eficacia del programa depende de la utilidad y motivación para ser aplicadas las actividades de la vida cotidiana en el hogar. 

Asimismo, se ofrece una serie de tareas que sirven como terapia no farmacológica dirigidas a las personas con deterioro cognitivo haciendo hincapié en la memoria. El objetivo general del programa es ofrecer al adulto mayor una reorientación en el proceso de envejecimiento y que está experimentando alteración de memoria moderada. Pero no sólo está enfocado al paciente, sino también se consideran tareas de apoyo para los familiares. Logrado que el adulto mayor aumente la calidad de vida y el bienestar personal. 

En el presente artículo se plasman los resultados obtenidos antes y después de la aplicación del programa de actividades de la vida diaria. Esta intervención se llevó a cabo con 5 adultos mayores diagnosticados con Deterioro Cognitivo Leve (DCL) con daño principalmente en el dominio de la memoria.  

Transición demográfica del adulto mayor

La transición demográfica hace referencia al proceso de cambio de una población, es decir, el paso de altos a bajos índices.  

Zavala de Cosio (2014), comenta que existen cinco fases que se relacionan con el proceso de la transición demográfica:  

Fase 1: Antiguo régimen demográfico:  se relaciona con las sociedades preindustriales. Se refiere a una tasa alta tanto de natalidad como de mortalidad, teniendo un crecimiento natural lento de la población.  

Fase 2: Comienzo de la transición: se da en países en desarrollo. Bajan los índices de mortalidad debido a los avances de las medicinas y las mejoras en la tecnología. Sin embargo, los índices de natalidad son altos, produciendo un crecimiento en la población.  

Fase 3: Final de la transición: descienden los índices de la natalidad debido a los sistemas anticonceptivos, el acceso de la mujer a la educación, entre otros cambios sociales. Asimismo, la tasa de la mortalidad sigue teniendo cifras bajas. provocando un crecimiento de población lento. 

Fase 4: Régimen demográfico postmoderno: se caracteriza por tener un bajo índice de mortalidad y la tasa de natalidad disminuye al grado de igualar a la mortalidad, con ello, hay un mínimo crecimiento en la población. 

Fase 5: Fase 5 de crecimiento 0: La tasa de natalidad se mantiene baja mientras que el índice de mortalidad aumenta debido al envejecimiento de la población.  

Según la OMS (2001) el adulto mayor es aquella persona de sesenta años o más. Por otro lado, el envejecimiento de la población es un reto al cual se enfrenta la mayoría de los países. Esto es debido a que el estado debe crear estrategias para lograr un buen desarrollo humano e integral, es decir, ofrecer empleos, retribuciones justas, asistencia médica, oportunidades necesarias para alcanzar niveles de bienestar y una alta calidad de vida. (Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Gobernación, Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, s.f). 

Cabe mencionar que las mujeres mexicanas tienden a vivir más que los hombres. En un estudio realizado por la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESO) y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) indican que, en el año 2012, las mujeres vivían un promedio de 5.9 años más que los hombres, es decir, las mujeres fallecen entre los 77.3 años y los hombres a los 71.4 años; esperando que el porcentaje disminuya para el año 2050 (2016-2018). 

Transición epidemiológica

La Sociedad española de geriatría y gerontología (SEGG), refiere que la prolongación de vida de las personas se debe a cambios en los patrones de la enfermedad. Anteriormente, las enfermedades infecciosas prevalecían de forma tradicional de origen exógeno, transmisible, y agudas. Ahora tienen mayor impacto las enfermedades de origen endógeno, no transmisibles, de curso crónico y frecuentemente, incapacita al paciente.  

Asimismo, lo SEGG (2006) menciona que morbilidad en los adultos mayores se puede clasificar en tres categorías: 

  • Morbilidad asociada a procesos crónicos frecuentemente mortales: arterioesclerosis, cáncer o enfermedad pulmonar los cuales en algunos casos se puede prevenir y en otros, son tratados con éxito para prolongar la vida del paciente.  
  • Morbilidad asociada a enfermedades raramente mortales: artrosis, hernias, estreñimiento, depresión, entre otras.  
  • Morbilidad asociada a la senescencia: osteoporosis, déficits visual y auditivo, pérdida de memoria, incontinencia, etcétera. Su prevención no prolonga la vida. 

Para disminuir el progreso de las enfermedades, es necesario implementar programas de medicina preventiva. 

A su vez SEGG (2006), menciona que, en todo el mundo la principal causa de muerte es la enfermedad crónica con 55.6%, seguido de enfermedad aguda con un 34.4% y, por último, con 10% los accidentes. 

Enfermedades neurológicas

La Organización Mundial de la Salud (2016) define a las enfermedades como aquellos padecimientos del sistema nervioso central o periférico (cerebro, médula espinal, nervios craneales y periféricos, las raíces nerviosas, el sistema nervioso autónomo, la placa neuromuscular y los músculos). 

El Parkinson, Alzheimer, epilepsia y demencias son enfermedades frecuentemente padecidas en adultos mayores. Es importante señalar que para estos diagnósticos no hay cura, sin embargo, existe tratamientos farmacológicos y no farmacológicos para retardar el deterioro cognitivo que estas enfermedades provocan en el paciente.  

Resulta importante señalar que el cuidado de la persona desde la infancia es vital para evitar, alentar o retardar los síntomas de las enfermedades neurológicas. Una buena alimentación, evitar caídas, golpes en la cabeza, hacer juegos para ejercitar la memoria, realizar ejercicio, así como evitar episodios de estrés o ansiedad serán de suma importancia para disminuir la posibilidad de padecer este tipo de padecimientos. 

Demencias

La demencia es un padecimiento progresivo que más contribuye a la discapacidad y a la dependencia de las personas que llegan a los sesenta años o más.  Para tener una idea más profunda de lo que es una demencia, cito la definición que proporciona la OMS (2012): La demencia es un síndrome generalmente, de naturaleza crónica o progresiva, caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación. 

La demencia provoca un deterioro cognitivo que se puede presentar en tres magnitudes: leve, moderada o severa. Dicho deterioro le provoca al paciente olvidos de fechas, horarios, lugares, palabras, nombres e incluso presenta dificultades para vestirse, usar aparatos, recordar el nombre de los objetos, desconoce personas (aunque sean familiares), por tanto, el paciente comienza con dificultad o incapacidad al realizar tareas por sí mismo. 

Cuando hay indicios que el adulto mayor comienza con pérdida de memoria o alteraciones en su comportamiento, es importante acudir con un psicólogo para que se realice una entrevista con el familiar o cuidador, así como una serie de pruebas neuropsicológicas en las que se evalúan los diferentes dominios para conocer específicamente cual es el que está alterado y el grado del daño.  

Una vez que el paciente es evaluado, se transfiere con un psiquiatra para que se le proporcione un tratamiento farmacológico el cual sirve únicamente para retardar el proceso de pérdida de deterioro cognitivo. 

Sin embargo, una propuesta actual es la terapia no farmacológica. Se lleva a cabo cuando el psicólogo ya aplico la prueba neuropsicológica y conoce el dominio afectado, va a aplicar una serie de sesiones (entre 10 y 12) con 45 minutos de duración.  

Pruebas neurofisiológicas

En los últimos años se ha visto que hay un mayor número de exploraciones neuropsicológicas con diferentes objetivos: de exploración, investigación o conocer cuál es el domino afectado para ofrecer un tratamiento adecuado. 

Las pruebas no sólo requieren de la aplicación de la batería, sino es fundamental una buena observación e indagación de antecedentes familiares y médicos para conocer de manera más exacta de donde proviene y dónde se localiza la lesión o deterioro neurocognitivo. 

Una de las principales pruebas para medir el deterioro cognitivo es el test conductual de memoria Rivermead (RBMT, 1985), este es el más empleados ya que está enfocado específicamente en medir el deterioro de la memoria, pero en diversas situaciones de la vida cotidiana. Lo que va a permitir conocer con exactitud qué domino es el afectado. 

Rivermead (RBMT) 

La prueba conductual de memoria de Rivermead es una prueba neuropsicológica creada por Cockburn, Wilson y Baddeley en 1985. Al principio se estandarizó para aplicarse a adultos con menos de 69 años, posteriormente, crearon una prueba estandarizada para niños y, por último, crearon la de adultos mayores de 70 años o más. (Alonso & Prieto, 2004). 

La prueba consta de 12 ítems en los cuales el paciente tiene que proporcionar de manera fluida información personal (nombre, edad, sexo, ocupación, años de estudio, estado civil y dirección). Posteriormente, se lleva a cabo el recuerdo de un nombre, una cita, un objeto personal, recuerdo inmediato y demorado de una historia, reconocimiento de un rostro, recuero de un recorrido, así como recuerdo del mismo.  

Debido a la amplitud de datos que se obtienen mediante sólo 12 ítems, hace que sea una prueba constantemente empleada y la más confiables para investigar el deterioro cognitivo, específicamente la demencia o pérdida de memoria. Esos 12 apartados están estandarizados para evaluar los diferentes dominios (memoria, orientación, viso espacial, recuerdo inmediato, reconocimiento facial y lenguaje). 

Programa de capacitación de actividades de la vida diaria

La duración del proyecto fue de 12 sesiones con 45 minutos de duración cada uno en el que tuvieron que participar tanto los pacientes como los familiares. 

El programa se llevó a cabo en el hogar del paciente y con los objetos, mobiliario e instrumentos con los que se contaban en la casa, no fue necesario comprar nada extra, ya que son específicamente ejercicios de la vida cotidiana, por tanto, los requerimientos materiales son los básicos y necesarios en el hogar. De igual manera, fue necesario que los días que no había sesión, los familiares cercanos o cuidadores del paciente reforzarán lo visto durante las sesiones.  

Como se mencionó al principio de la investigación, se enfoca en estimular la memoria, aunque, por otro lado, es de mucha utilidad el apoyo emocional que le brinden los cuidadores para que el paciente realice las tareas motivado.  

Los dominios que se trabajaron fueron: atención, memoria, orientación y lenguaje debido a que son los más importantes para que haya buena comunicación, integración del adulto mayor con la familia, pero, sobre todo, que tenga un mejor estilo de vida, así como independencia. 

Dominios de atención

Tener un lugar específico para colocar las llaves. Tener su identificación siempre consigo y recordar donde debe guardarla. Vestirse por sí sólo o con el mínimo apoyo del cuidador (sólo en el caso de atarse las agujetas) y saber a qué parte del cuerpo corresponde cada prenda.  

Dominios de memoria

Saber el número de emergencia (911). Recordar el número de teléfono del familiar más cercano o cuidador, así como saber marcarlo en los teléfonos de la calle y del hogar. 

Dominios de orientación

Mediante adornos referentes a la institución donde recibirá el programa y en el hogar, el paciente va a recordar la fecha (día, mes y año).  

Cada día en cuanto se levante, debe observar el reloj para saber la hora y el día. 

Dominios de lenguaje

El paciente debe estar familiarizado con los señalamientos de emergencia, tales como: punto de reunión, baños, teléfonos, semáforo, paso peatonal, SOS, entre otros.  

Investigación

Se realizó una investigación de tipo mixta. La finalidad es saber si una intervención no farmacológica puede retardar o aminorar los síntomas de deterioro cognitivo en el adulto mayor. Asimismo, se evaluó la reintegración que tienen en la familia, debido a que en muchas ocasiones los adultos con pérdida de memoria dejan de ser tomados en cuenta en decisiones del hogar e incluso si se trata de su propia persona. 

Para realizar la investigación ocupé 6 participantes (4 de sexo femenino y 2 de sexo masculino), el rango de edad era de 60 a 89 años, con diferentes años de estudio (de 2 años hasta 12 años). Es decir, hubo participantes que estudiaron hasta segundo de primaria, otros con secundaria concluida y, además, otros con preparatoria terminada. Todos los participantes viven en la Colonia Santa Úrsula en la alcaldía de Tlalpan.  

Para iniciar el programa fue necesario saber qué dominios se requerían trabajar. Para ello, apliqué el test de Rivermead al inicio (a este lo llamé tiempo 0), una vez que obtuve los resultados y que los pacientes dieron como resultado que tenían deterioro cognitivo leve (DCL). Asimismo, continué a evaluar qué dominios prevalecían, posteriormente comencé a desarrollar las actividades que se tenían que realizar. 

A continuación, los resultados… 

Una vez que terminaron las 12 sesiones, se aplicó nuevamente el test de Rivermead y a esto lo llame tiempo 1. Se obtuvieron los siguientes resultados: 1 hombre mejoró mientras que el segundo seguía presentando olvidos en la fecha, números de teléfonos y encontrar objetos personales.  

Respecto a las mujeres se muestra que 3 mejoraron o disminuyeron síntomas y 1 mantuvo los olvidos. También se realizó una entrevista profunda con el paciente y el familiar para saber si habían cumplido con las tareas diarias, la falta de disciplina se vio reflejada en los resultados. 

Imagen 1: deterioro cognitivo.

Conclusiones

La población de adultos mayores está en aumento debido a diversos factores por el bajo índice de natalidad y mortalidad, los avances científicos en cuanto medicinas y tratamientos a cualquier tipo de enfermedades y a que el tipo de padecimientos en los adultos ha cambiado. Anteriormente prevalecían las enfermedades infecciosas (en su mayoría mortales) y ahora hay mayor comorbilidad de enfermedades no infecciosas o crónicas, es decir, que son poco mortales. 

Por lo tanto, el gobierno ha tenido que cambiar el apoyo monetario, social y de salud que se les brinda a los adultos mayores para que puedan sobrevivir. El derecho a la salud se ha incrementado en cuanto a la calidad, pues hay instituciones que se encargan de supervisar el proceso de envejecimiento, brindan la medicación necesaria, realizan pruebas médicas, chequeos, etcétera.  Sin embargo, no proporcionan terapias no farmacológicas en las cuales se estimulen estas personas y, por tanto, se retarden los síntomas de deterioro cognitivo que es inevitable cuando se llega a la etapa de adulto mayor, exactamente después de los 60 años. 

Al comenzar con los síntomas de pérdida de memoria, desorientación, olvido de nombres, palabras, confusión en tiempo y espacio, entre otros síntomas, los pacientes se van sintiendo incomodidad, se van separando de las personas, son rechazadas por que “ya no mantienen una conversación coherente” o provocan desesperación en otras personas. La principal consecuencia es que pierden calidad de vida.  

El objetivo que se persiguió con el programa de capacitación de actividades diaria es que, tanto los pacientes como los familiares, trabajen para alentar, retardar o disminuir las demencias, que el adulto mayor tenga una reorientación para que participe en las decisiones del hogar, para que sea incluido  en la sociedad pero, sobre todo, la finalidad es que el anciano tenga una mejor calidad de vida, que sienta independencia, que pueda realizar tareas cotidianas por sí solo, que se sienta útil, aceptado y sobre todo, pueda actuar ante situaciones de emergencia.  

Referencias 

Alonso, M. d., & Prieto, P. (2004). Validación de la versión en español del Test Conductual de Memoria de Rivermead (RBMT). Psicothama, 16(2), 325-328. Obtenido de http://www.psicothema.com/pdf/1201.pdf 

Organización de Salud Mundial. (2012). Demencia . Obtenido de https://www.who.int/topics/dementia/es/ 

Organización Mundial de la Salud (OMS). (2001). Organización Mundial de la Salud. Obtenido de OMS: https://www.who.int/topics/ageing/es/ 

Organización Mundial de la Salud. (mayo de 2016). Enfermedades Neurológicas. Obtenido de https://www.who.int/features/qa/55/es/ 

Partida Bush, V. (julio-septiembre de 2005). La transición demográfica y el proceso de envejecimiento en México. (U. A. México, Ed.) Papeles de Población, 11(45), 9-27. Obtenido de https://www.redalyc.org/pdf/112/11204502.pdf 

Secretaria de Desarollo Social, Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores. (2015). Perfil demográfico, epidemiológico y social de la población adulta mayor en el país, una propuesta política pública. Obtenido de http://www.inapam.gob.mx/work/models/INAPAM/Resource/918/1/images/ADULTOS%20MAYORES%20POR%20ESTADO%20CD1.pdf 

Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Gobernación, Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores. (s.f). Programa nacional gerontológico 2016-2018. 20-31. Obtenido de https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/265503/PROGRAMA_NACIONAL_GERONTOLOGICO_5_ENERO_2017.pdf 

​Sociedad española de geriatría y gerontología. (2006). Tratado de geriatria para res

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.